XAVI MOYA FOTO VIDEO WEB

¿Fotos sin editar?

Muy a menudo, y no creo que sea el único fotógrafo, oigo esta frase: "el día de la sesión vi muchas fotos que me gustaban, ya se que hemos pactado un número final de fotos pero... ¿Por qué no me entregas más fotos? No hace falta que las edites..."

Personalmente al oírla se me remueve todo en mi interior. Me desanima mucho y a la vez trato de justificar con mi respuesta, algo que resulta evidente. Si me has elegido para unas fotos es porque te gusta mi estilo.  No se trata solo de apretar un botón, las fotos necesitan una edición general mínima, y además conseguir el resultado óptimo implica retocar y hacer ajustes locales en la imagen. Por buen equipo que uno tenga, la parte artística es obra del autor no de la cámara.

Entregar fotos salidas de cámara me parece un engaño, mi trabajo no esta terminado, está a medias. Imaginar como se sentiría un sastre entregando un traje solo hilvanado, o un cocinero llevando al plato la comida sin cocinar.

Tenemos que tener en cuenta además varias cosas. Somos humanos. Lo que significa que a menudo tengo que disparar varias fotos de la misma toma porque no siempre consigo lo que busco a la primera. Hay que asegurar la foto con varios disparos. Pueden ocurrir diferentes cosas:  el encuadre elegido no sea el más adecuado,  la luz no esté bien ajustada del todo,  un ligero error de nitidez en la foto. O que si se trata de un retrato, la persona cambia de postura en el último momento, hace una mueca imprevista, no le favorece ese punto de vista, etc.
Todo ello implica que mi trabajo consiste en filtrar durante la sesión y posteriormente al visualizar las fotos en pantalla grande, aquellas que no sirvan y reducir la lista de candidatas finales.

Cuando se trata de retratos ambos tenemos que calentar, por lo que las primeras fotos a menudo acabarán descartadas por que medida que avanza la sesión surgen mejores resultados por ambas partes.

En cuanto a la edición no solo se trata de corregir balance de blancos y o contraste. También eliminar objetos que distraen o modificar ligeramente figura de la persona, para mejorar estéticamente el resultado. Cada sesión o persona es diferente, y cada una requiere una edición concreta.

Tener en cuenta además que disparo las fotos en formato RAW, lo que implica que deben procesarse con programas como Photoshop o Lightroom para convertirlas en formatos típicos como JPEG, para que cualquiera en todo tipo de equipo o dispositivo pueda verlas. Eso ya requiere una mínima inversión de tiempo y trabajo.

Poco sentido tiene entregar unas fotos editadas y con mi estilo personal, y otras que no se parecen en nada.

Para no herir egos no mostraré ejemplos de retratos, en los que en ocasiones se "suavizan" edades o tallas. Sirve perfectamente de ejemplo de procesado solo de luz y color, una foto de paisaje realizada en Banyoles. Fijaros las diferencia de lo que sale de cámara y lo que yo considero correcto y adecuado a mi estilo. Que además al disparla aún viendo en el visor, la original, ya imagino como será el resultado final.

A día de hoy además me gustaría haceros una pequeña reflexión. Todos somos usuarios de smartphones. Hacen una fotos increíbles. ¿Cuántos de vosotros compartís una foto vuestra en redes sociales sin aplicar ningún ajuste o filtro?


Archivo original RAW sin procesar

Archivo final editado

Parece que la diferencia es evidente. Sobran comentarios. Habrá a quien le guste más la original. Pero eso ya tema de otro artículo. Así que por favor no pidáis: "sin editar", nunca más... 😉 ¡Gracias por vuestra comprensión!

signature xm Xavi Moya
                © Todos los derechos reservados. 2009 /


Otros temas y artículos de mi blog que pueden interesar...

Deja un comentario, no te cortes!

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Shares