XAVI MOYA

¿Qué pasa con el audio…?

¿Qué pasa con el audio...?

por Xavi Moya

Muchos estáis realizando vídeos en casa. Para compartir clases o para añadir contenidos de calidad en vuestra web o redes sociales. Recibo muchas consultas referentes al tema de audio. ¿Que pasa con el audio….? No hay manera que consiga crear vídeos con audios de calidad!

Que no cunda el pánico hay soluciones. Tenemos que tener claro un detalle. El audio es casi la parte mas importante de un vídeo. Un vídeo de baja calidad con buen audio no solo es reproducido, sino que la audiencia lo acaba viendo en su totalidad. Pero al revés no. Un buen vídeo con un audio deficiente hace que abandonemos su reproducción de inmediato. No soportamos oír mal…

Por el tipo de vídeos que necesitáis, nuestro grabador , sea móvil o cámara se encuentra alejado. Los micrófonos incorporados están pensados para un audio cercano. Los vídeos en modo selfie que hacéis con vuestros smartphones disponen de un buen audio por que os encontráis cerca del micrófono, a la distancia de un brazo ( unos 40-50 cm.) En el momento que el grabador se tiene que alejar, a unos 4 o 5 metros ahí empiezan los problemas.  Y para grabar clases suelen estar a esas distancias.

Hay que tener en cuenta como trabajan los micros y como se propaga el sonido en un espacio. ES algo abstracto para nosotros por que no podemos “ver” el sonido.  Lo hace de forma parecida a la luz y esa si podemos percibirla. Fijaros en la siguiente imagen. Como la luz decae de forma exponencial a medida que el objeto se aleja de ella. Hay una zona cercana donde la caída es progresiva, pero a partir de un punto cae de golpe y su curva es plana. Con el sonido ocurre exactamente igual.

Se basa en una formula: la “Ley inversa del cuadrado”. Fijaros en la curva o en como el objeto es iluminado, son la misma cosa. Hay una zona cercana donde la luz (con el sonido ocurre igual) es de una calidad buena y razonable. Pero a partir de un punto decae y su curva y calidad de vuelve “plana”.

Observando la gráfica, la zona 1 y 2 tienen una calidad de audio correcta, a partir de ahí decae. Y si nos encontramos alejados estamos fuera de esa zona. Con lo cual todo lo que hay a nuestro alrededor está por así decirlo igual de lejos para el micrófono, en el mismo espacio. Así que  se percibe y “oye” igual. Supongamos que los valores fuesen metros. Todo lo cercano es de calidad pero a partir de un punto podríamos decir que para el micro todo está igual de lejos y lo percibe igual.

Entonces si yo estoy en zona 1 y  el ruido ambiente está partir de zona 3 se percibirá lejos y de poca intensidad. Como de fondo. Pero si yo estoy en zona 4, para el micro formo parte al hablar del mismo ruido ambiente.

En caso que no haya ruido ambiente, grabar a distancia dará como resultado un sonido lejano. Lo percibiremos como cuando nos hablan de una habitación lejana en nuestra casa. Mientras que con micrófono cercano percibiremos la voz como si nos hablasen cerca del oído.

Y el audio resultante, será pobre, lejano y mezclado que el resto de ruidos o sonidos que hayan.  En consecuencia si mientras grabo estando en esa zona, por ejemplo un perro ladra, o pasa una ambulancia cuyo sonido es mayor que mi voz, esta se verá “tapada” y se apreciará poco.

Por tanto la solución es clara. Debemos estar “cerca” al grabar un vídeo para que el audio sea bueno, y la única forma, ya que no podemos acercar el dispositivo que graba el vídeo, la camara o smartphone, es “acercarnos” con un micro… O lo que es lo mismo, tenemos que disponer de un micro cerca de nosotros.

Para ello es necesario que nuestro dispositivo de grabación disponga de una conexión de entrada de audio. Tipo mini jack por ejemplo, para conectar un micrófono externo. Entonces las opciones serán dos: micro de cable o micro inalámbrico

Microfo lavalier

Microfo Rode Wireless Go

Conectores jack 3,5 para cámara o smartphone

La diferencia entre ambos es evidente. Un micro de cable nos limitará los movimientos y su cable será visible, mientras que un inalámbrico nos dará completa libertad y no se verá apenas en el vídeo. Pero claro la diferencia radica en su precio.

Existen micrófonos de cable desde unos 25 euros. Cualquier micro lavalier o de corbata servirá para este propósito. Una buena opción de calidad es la marca Boya. Un inalámbrico en cambio requiere una inversión mayor a partir de unos 160 euros. Os recomiendo en especial el Rode Wireless Go. Pequeño, muy eficiente y de gran calidad. Hay que tener por eso algo en cuenta en ambos casos: el conector. El mini jack suele ser de 3,5, pero el numero de conectores del mismo varia si es para cámara o smartphone. Ojo a éste dato. El Rode viene con cable de conexión para cámara. Si queremos conectarlo a un smartphone deberemos adquirir un conector adicional. El modelo es: Rode SC-7, su precio es de unos 10-15 euros.

Espero que éste tip os resuelva las dificultades de conseguir un buen audio en vuestros vídeos. Si tenéis dudas o consultas adicionales, dejar un comentario. Estaré encantado de ayudar.

© All Rights Reserved • Forbidden use of images on any medium without permission of the author
 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

V I P • F O L L O W E R
Recibe el contenido más reciente el primero.
Respetamos tu privacidad.
Abrir chat
1
Hola!
Contactame por whatsapp